La txartela



Alberto C. es un Joseph K. de andar por casa pues en vez de recorrer los pasillos de las novelas de Kafka recorre los de Osakidetza y las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Alberto C. está en paro y su tarjeta de sanidad (la txartela de Osakidetza, como solemos decir en buen euskañol) ha caducado. Antes, tu tarjeta o txartela caducaba, ibas a tu ambulatorio y la renovabas. Se podía dar el caso de que no tuvieras derecho a renovarla porque te habías escurrido por alguna de las grietas de un sistema de sanidad “casi universal”, pero ese es otro asunto. 
Parece ser que un real decreto ley del Gobierno central (hecho según el Gobierno con vistas a favorecer la sostenibilidad del sistema sanitario) establece que solo el INSS tiene potestad para verificar si un ciudadano es beneficiario del Sistema Nacional de Salud. Quien esto escribe ya se había dado cuenta porque, lo mismo que Alberto C., nuestro Joseph K. de andar por casa, una ha tenido que renovar las txartelas de toda la familia el último verano. En la práctica, el decreto ley viene a complicar los trámites, a apoderarse de una porción más del tiempo y la energía del ciudadano. Le obliga a desplazarse y hacer cola, a rellenar impresos y quizás a volver otro día. Seguramente, a volver otro día. «Deben de pensar que como los parados no tenemos nada que hacer, así nos mantienen entretenidos, de ventanilla en ventanilla», decía nuestro amigo Alberto C., que es de Santutxu, ha sido soldador, acaba de solicitar la Renta de Garantía de Ingresos y es ya como un conocido de toda la vida, no sé si de tanto citarle o porque se parece a alguien que conocemos o porque su cabreo se parece al nuestro. 
Vivimos tiempos difíciles y lo último que necesitamos es que las medidas para que el sistema (el que sea) se vuelva más eficaz y pueda sostenerse resulten en más burocracia y más torpeza. Que en lugar de eliminar trámites gravosos nos pongan otros nuevos. Que repartan un mismo trámite por diferentes laberintos. «Nos han quitado la competencia para decir quién es usuario del Sistema Nacional de Salud», ha explicado Patricia Arratibel, directora de Aseguramiento y Contratación Sanitaria de Osakidetza. ¿Será que el INSS no se fía? ¿De qué y de quién no se fia el INSS? ¿Qué busca? Parece que buscaran la oportunidad de dejarnos sin txartela, pero no vamos a ponernos paranoicos. Patxi López acaba de decir que frente a ese “hipotético derecho a decidir futuro” del que tanto se habla en esta y en otras comunidades autónomas está la importante cuestión de lo que ya decidimos a través del autogobierno. En los tiempos que corren, efectivamente, se hace necesario defender lo que tenemos. Sobre todo si el Gobierno Central recupera competencias para complicar las cosas en vez de simplificarlas. Pues mientras se dedica a trasladar competenecias de sitio lo que no hace es racionalizar la administración, evitar duplicidades y coordinar los distintos subsistemas. Lo que hace es otra cosa.
(Se publicó en el Diario El Correo con ligeras variaciones y con el titulo "La tarjeta")

Entradas populares