lunes, 25 de febrero de 2013

Extrañados

Hoy ha nevado en Bilbao. No sólo arriba, en el monte, que no es tan raro, sino abajo, en las calles, lo cual no es habitual. Todos los habitantes de la ciudad están un poco extrañados, aunque el granizo y la lluvia hayan acabado con la nieve a estas horas. Extrañados. Así es como vamos hoy por la ciudad. Así es como algunos vamos por el tiempo.

Habitante de la ciudad extrañado

domingo, 24 de febrero de 2013

Tragicomedia

Todos los recortes del Gobierno han acabado en un aumento de la deuda pública como para reírse del año 2009, aquel annus horribilis de Rodríguez Zapatero, y todos los sacrificios cargados sobre las espaldas de la gente común se cotejan a diario (en las mentes de esa misma gente común) con los millones de la corrupción, que incluye las corruptelas, las corrupcioncitas y las tramas fabulosas. Los políticos sacan a pasear las cifras de sus sueldos, pero incluso contando con que detrás de tanta exhibición de transparencia no haya ni gatos encerrados ni cajones escondidos, al jubilado que trabajó desde los 14 años y cobra una pensión de 720 euros mensuales los sueldos de los políticos aún le parecen indecentes (por no hablar de sus jubilaciones). No es que todos los políticos sean corruptos, aunque el sistema tal y como está montado favorece mucho la cosa, y no es que todos tengan quince pisos y cuentas en Suiza (eso espero). Lo que pasa es que prácticamente todos los cargos electos y muchos no electos tienen demasiada guita como para caer bien a la gente en esta hora de empobrecimiento en la que pierde el que menos tiene porque pierde poder aquisitivo y además servicios sociales y centros médicos de urgencias. En mitad de la fiesta, Yola Berrocal ha dicho que ella es “un ejemplo de la fuga de cerebros”, y la carcajada general resuena en las redes de la Red y en los teléfonos, en las salas de espera, en las paradas de autobús, en los bares y en las fábricas que aún funcionan. Es una carcajada furiosa, amarga, vírica, terrible. Es una carcajada hecha de espasmos, que echa demonios a volar como si fueran palomas de ceniza. No quedan palomas blancas, y mientras las batas blancas se van al Instituto Tecnológico de donde sea con sus proyectos, Luis Bárcenas nos hace una peineta a todos en el aeropuerto de Madrid-Barajas a través de la cámara. La carcajada vuelve a sonar, y también las imprecaciones, pero este barullo dantesco no se parece a la comedia clásica, ni siquiera a la comedia del cine clásico. La realidad se reinventa y se repite, el arte también, y en los premios Goya no todo lo más interesante está en primer plano, pero muchas veces no sabemos si son obras de género o de nuevo género las que vemos. En el mundo clásico la comedia y la tragedia no se podían mezclar. La realidad ya las mezclaba entonces. La realidad humana ha sido siempre una opereta entre lo ridículo y lo sublime, un reality show abyecto que comparte pantalla con alguna cosa bella y tal vez noble. Llamémosle tragicomedia a esto que nos envuelve, más barroca aún que la tragicomedia barroca. Necesitamos las clasificaciones para tener un momento de seguridad entre el vértigo antes de que venga la realidad y las vuele por los aires. Después del bombazo, todo queda pegado, fundido, confundido y hay que empezar de nuevo. 

[Publicado en el diario El Correo el martes día 19]

domingo, 17 de febrero de 2013

La Realidad (detalle)



Llaman a la puerta. También llaman a la ventana. “¿Sí, quién es?”.

Buenos días. Soy la Realidad.

Vaya por Dios. ¿Y qué se le ofrece?

Pues venía a traerle esta imagen mía o realidad virtual generada por procedimientos complejos que ofrecen los medios de comunicación.

Termino deprisa el café, que era un pedazo de realidad mucho más agradable que todo este embrollo que la Realidad despliega para mi sobre el panel ceniciento del día. Está lloviendo en Bilbao. Juan Carlos Eguillor ya no está aquí para dibujar la lluvia. Esto también es la realidad. La Realidad me va pasando por delante de los ojos titulares e imágenes. Es un delirio. La realidad delira. ¿Pero qué hace Rubalcaba pidiendo la dimisión de Rajoy con esa cara de circunstancias en vez de dedicarse a limpiar su patio trasero? ¿De veras piensa que atacando el flanco de los errrores de su adversario va a conseguir lo que consiguió Rodríguez Zapatero tras el 11M? ¿De veras creen los políticos de uno y otro partido que las viejas jugadas pueden tener el mismo efecto que antes? ¿Antes de qué? Antes de que el gran teatro podrido se hundiera bajo la lluvia y quedara totalmente al descubierto en su mezquina grandeza el juego que han jugado los jugadores de uno y otro y otro equipo. Antes de que aparecieran los huesos de las grandes piezas cobradas fríos y relucientes y pelados bajo la lluvia.

A usted le gusta mucho la lluvia ¿no? --pregunta la Realidad

Pues sí, yo siempre he vivido en países lluviosos. La lluvia limpia mucho..

Febrero de 2013. Paro y frío. Cada día que pasa hay 8.500 empleos menos. Los 230.000 empleados de las grandes superficies trabajarán 26 horas más al año por el mismo sueldo. María Dolores de Cospedal sigue quitándoles piezas a la Sanidad y a la Enseñanza en Castilla-La Mancha, y en Euskadi, quince jugados se tienen que reorganizar como sea porque se van a quedar sin jueces sustititutos. Dos pequeños empresarios vascos (o trabajadores autónomos, para el caso es lo mismo) se han visto obligados a querellarse contra el gigante Saint Gobain, que se ha apropiado de su trabajo (aquí se ve como las gastan los grandes poderes de este mundo) y el consejero Gatzagaetxebarria ha admititido honradamente que los recortes tendrán que afectar, también en el País Vasco, a Sanidad y a Educación, aunque se intentará que afecten lo menos posible. Estaría bien, propongo, que dejaran EITB reducido a un canal en euskera y otro canal de divulgación cultural sobre el país y sobre el mundo, para el país y para el mundo, en castellano, francés e inglés. Eso dejaría libres muchos recursos para Sanidad y Enseñanza.

¿Y no vas a decir nada de Bárcenas?– me pregunta la Realidad.

Sí. Que me gustaría no haber tenido nunca noticias suyas.

(Se publicó con otro título el martes 5 de febrero de 2013 en el diario El Correo)

Así en el cielo como en la Tierra

  Algunos días el tiempo se vuelve extraterrestre. E s por los cirroestratos. E xtienden su capa gris perla y la luz se e xtraña de sí mi...