Willy Uribe y el caso David Reboredo


Siempre ha estado ahí, en ese tejido de nombres que forman la actividad cultural viva, la cosa esa de la creación que, en la visión utópica de William Morris, un futuro como Dios manda debería incorporar a la actividad laboral corriente. Siempre ha estado ahí Willy Uribe, en el horizonte de mi generación, que es la suya, haciendo surf y haciendo fotos, haciendo fotos de surf, escribiendo novelas. Es un escritor un poco salvaje que se ha ido haciendo con la vida y hace su obra con los materiales de la vida, que escribe bien y escribe sobre las cosas de la vida que conoce. Un tipo mucho más apasionado que intelectual, más impulsivo que reflexivo. Aunque piensa lo suyo, sus proyectos creativos tienen su parte de elaboración y la huella explosiva del combustible emocional que permite comprender y expresar de forma intuitiva la experiencia. La experiencia estética y la otra, que son un todo. Esto es lo que llamamos arte, aunque no sea el mismo en el que se ha gastado el dinero que los poderes públicos han invertido tan generosamente (y con diversa fortuna) en arte y arquitectura y figuraciones varias durante las últimas décadas. En este mes de diciembre de 2012 Willy Uribe está en huelga de hambre contra la injusticia. Es una decisión, la suya, en la que se adivinan las costuras emocionales de la vida que le lleva con sus ingredientes en ebullición: la desesperada necesidad de hacer algo aunque se pueda hacer poco. La necesidad de seguir y no darse por vencido. Sin esperanza, con convencimiento, que dijo el poeta. Con un convencimiento que nace del corazón. Con una desesperanza poderosa.
Apoyo a Willy Uribe porque si consigue reunir un número de firmas suficiente el gobierno no podrá decir que le resulta imposible ceder al chantaje de un ciudadano que hace huelga de hambre por David Reboredo o por cualquier otra causa. La huelga de hambre de Willy Uribe con las firmas de muchos ya es una petición en toda regla hecha por iniciativa popular. Lo hago por Daniel Reboredo, por la justicia, y por Willy Uribe; para ver si podemos evitarle al gobierno de España el mal trago de encontrarse con un nuevo peso sobre su conciencia, si es que los gobiernos tienen de eso.

COMUNICADO DEL ESCRITOR
WILLY URIBE, EN HUELGA DE HAMBRE
Ante la injusta política de aplicación de indultos penales ejercida tanto por el actual Gobierno de España como por los anteriores gobiernos, y en respuesta al caso de D. David Reboredo, me declaro en huelga de hambre indefinida con el objetivo de ver materializadas estas tres reclamaciones:
1ª Que el actual Gobierno de España conceda el indulto a D. David Reboredo, un ciudadano gallego encarcelado por posesión de droga tras llevar ya tres años rehabilitado y trabajando en labores de ayuda social. Para que abandone la prisión y continúe con su positiva reinserción en la sociedad.
2ª Que el actual Gobierno de España, presidido por D. Mariano Rajoy, explique a los ciudadanos españoles los motivos de los dos indultos concedidos a cuatro policías autonómicos catalanes, condenados en firme por torturas.
3ª Que el anterior Gobierno de España, presidido por D. José Luis Rodríguez Zapatero, explique a los ciudadanos españoles los motivos del indulto concedido al banquero D. Alfredo Sáenz, condenado a tres meses de arresto e inhabilitación por un delito de acusación y denuncia falsas.
Permaneceré en huelga de hambre en la ciudad de Barcelona hasta lograr los objetivos expuestos. 

Entradas populares