lunes, 21 de enero de 2013

El Señor Poe y la Dama











Observen ustedes la cara compungida de nuestro buen amigo Edgar Allan Poe convertido en "wacky wobbler" y el contraste con la serenidad grecolatina. ¿No es fantástico, o sea quimérico? Estos dos objetos forman una de tantas Quimeras postmodernas. La realidad ha inventado el mundo de la cultura humana para poder llevar a la existencia un número mayor de combinaciones extravagantes.

Así en el cielo como en la Tierra

  Algunos días el tiempo se vuelve extraterrestre. E s por los cirroestratos. E xtienden su capa gris perla y la luz se e xtraña de sí mi...